Facebook Twitter Google +1     Admin
Hoteles lujosos en Buenos Aires
Compara Productos, Tiendas y Precios
GRAN BARATA EN FOTOS HISTORICAS, DE PAISAJES ,UNICAS GRAN BARATA

Veronika Ayanz de Peluffo: "Para mí no hay diferencia entre hablar y bailar..."

20120816054158-2.jpg

Dice que no es bailarina pero en el escenario todo su cuerpo habla; dice que es actriz pero sus manos y pies van y vienen sobre el escenario con la sutileza de quien conoce los secretos del movimiento danzado. Estamos hablando con Veronika Ayanz de Peluffo sobre su último espectáculo, “Deseando fervientemente estar allí.”

Se trata de una creativa e impecable unión de lenguajes escénicos; la actriz logra emocionar profundamente al espectador sin recurrir a trampas convencionales. “Deseando…” es  a la vez una investigación acerca del uso del cuerpo como instrumento de expresión artística. No declama, sugiere. Sugiere un camino que con el tiempo llevará Veronika Ayanz de Peluffo hacia nuevas formas de trabajo escénico.   

--¿Qué es para Usted teatro de danza?

¡Yo me hago la misma pregunta! Pienso de todos modos que lo mío es teatro de danza y no teatro danza. Soy actriz. No soy bailarina. Por eso pongo el teatro en primer lugar. Para mi teatro danza es contar una historia con el cuerpo, con coreografía, con texto, con la respiración, con la mirada; estoy muy influenciada por el teatro de imagen. No se trata de poner la coreografía en primer plano, como sucede con la danza contemporánea. No es simplemente la forma. Teatro de danza es una manera bella de moverse sobre el escenario con un contenido interpretativo y teatral.

--Su espectáculo toma secuencias de “Las tres hermanas” de Antón Chejov y “Final de juego” de Julio Cortázar. Parece ser que el tren es el eslabón entre las dos historias. ¿Es así?

Sí. Lo que une las dos historias es el tren. Hace muchos años yo tuve la idea de hacer un performance en una estación de tren, pero no se me ocurrió qué contar, que poner adentro. A mí me pasa eso: aparecen ideas que no siempre puedo usar, pasa el tiempo y en algún momento encuentro la forma de usarlas. “Tres hermanas,” como Chejov mismo, es bastante nostálgica, incluso depresiva, es una obra en la cual uno no sale con esperanza. Hacía muchos años había leído “Final de Juego” y me gustaba el juego de las hermanas. Cuando estábamos trabajando “Tres Hermanas”de Chejov apareció solo. Ahí encontré la unión entre las dos historias, es decir, las dos hermanas que se quieren ir, con las chicas de Cortázar que juegan en las vías del tren.

--¡Imposible hacer las dos historias en un espectáculo de una hora!

Por supuesto. En realidad, seleccioné un solo texto de “Final de Juego,” el momento cuando hablan de las vías del tren; lo que tomé fue el juego de las chicas en la estación, en las vías, el juego de niñas en verano en la estación de tren. Fue como una escusa para ir armando el espectáculo, pero el eje está  en “Tres Hermanas.” Me servía el juego de las chicas y el ámbito, la sensación que tengo luego de leer “Final de Juego.”

--O sea el espectáculo está basado en flashes de las dos historias…

Bueno, en realidad el espectáculo nació en una clase de teatro danza aquí en la Compañía Färo. Yo le doy una consigna a tres alumnas, una consigna que no tiene nada que ver con Chejov, y ellas empiezan a trabajar y cuando yo veo lo que prepararon digo a mí misma: “¡Están haciendo Tres Hermanas de Chejov!” Pero ninguna de las tres alumnas mías habían leído la obra. En sus cuerpos, en lo que expresaban con sus movimientos yo vi Chejov pidiendo permiso para entrar. No es un autor que yo tengo muy estudiado; en realidad Chejov se metió conmigo. Para mí la obra se basa en la frase que yo puse como título cuando una de las hermanas dice que desea fervientemente estar allí. Es lo que yo cuento: el deseo desesperado de alguien de estar en otro lugar que conoce, un lugar al cual quiere volver. Después usé las características de las hermanas que me servían, las mesclé. Maya no está en la obra. Hay muchos textos de los hombres que están en la obra original. Quería mantener el espíritu nostálgico, pero a partir de la inspiración, sin contar toda la historia en una función de teatro danza.

--¿Qué tipo de comentarios ha recibido sobre el espectáculo?

El denominador común de los comentarios ha sido “lloré, me emocionó” después hay un momento en el cual el espectador puede comprender el deseo de irse de estas mujeres y se produce una sensación de angustia ya que las hermanas no pueden irse. Me parece fantástico porque es lo que se ha querido expresar con el deseo de irse fervientemente, que los espectadores no se quedan con el comentario ‘¡qué lindo bailan!’ Una persona dijo: “¡Cuánto sentimiento que hay!”  Es mi propósito que los espectadores vayan del teatro conmovidos, no diciendo qué lindo movimiento de mano, qué linda técnica…

--¿Cómo ha podido hilar entre los textos y los movimientos danzados?

Yo soy una actriz muy física. Yo puedo estudiar una obra o un personaje y entender de lo que se trata pero necesito poner el cuerpo para entrar profundamente en la cuestión. Para mí los personajes no aparecen por la cabeza sino desde el movimiento físico y desde lo emocional en relación con la situación que el personaje está transitando. Para mí no hay diferencia entre hablar y bailar, cuando uno habla también hace música, cuando baila (aún en silencio) también se percibe la música; actuar es para mí la unión de eso y en este espectáculo en particular todo es parte de lo mismo.

--¿Cómo fue el trabajo con su compañera de baile?

Mi compañera, Silvina Laguna, viene de danza clásica y contemporánea. En cambio, yo vengo de la actuación. Lo que yo bailo es contact, una danza completamente distinta. Hicimos un muy buen trabajo, nos entendíamos muy bien, yo aportando desde la actuación (interpretación) y ella desde algo más coreográfico (estilo), así creamos juntas cada movimiento que se ve en escena. Entonces, lo que se ve son dos intérpretes. Los dos tenemos un deseo fervientemente de estar en otro lugar. Sabíamos de qué estábamos hablando. En realidad la obra expresa mi ferviente deseo de volver a Madrid, no a Moscú, a Madrid.

--¿Por qué a Madrid?

Porque estuve en Madrid en 2010 (allí le salvaron la vida a mi marido que habrá viajado por trabajo y tuvo un problema de salud por el que corría riesgo de morir) y me enamoré perdidamente de la ciudad,  de sus museos, de su gente y de su humor. Estoy sumamente agradecida a la ciudad , sus médicos y su pueblo. Hicieron nuestra estadía sumamente maravillosa. Y  entonces estoy como las mujeres de Chejov: quiero volver fervientemente a ese lugar. 

--¿El espectáculo ha sido seleccionado para participar en el festival de danzas “La Menage” en Córdoba, verdad?

Hace varios años he recibido mails acerca de este festival, pero no tenía armado un espectáculo para ofrecer. Pero este año nos llegó la invitación y mandamos un video sobre el espectáculo y hace unas semanas nos llamaron para decir que lo nuestro ha sido seleccionado. Tenemos dos funciones el día 18 de agosto.

FUNCIONES: SABADOS DE AGOSTO 21HS. 

Sábados 4, 11 y 25 de agosto y septiembre en la Compañia Färo, Moreno 2151 2-B, CABA.

La función del sábado 18 se suspende pues la compañía estará participando en el festival La Menáge. 

La sala cuenta con localidades limitadas. Por favor, realice su reserva telefónicamente al 2051-1379.

Interpretes y creación coreográfica: Silvina Laguna y Veronika Ayanz de Peluffo

Selección musical: Veronika Ayanz de Peluffo

Realización de banda sonora: Sofía Ferrer

Diseño de vestuario, maquillaje y luces: Compañía Färo

Realización de vestuario: Selva Luz Garín Gonzales

Fotografías: Penélope Cúneo

Asistencia Técnica: Johana Raño Figuerola y Julián Peluffo

Diseño de programa: Compañía Färo

Dirección de actores:  Osvaldo Peluffo

Idea, dirección coreográfica, puesta en escena y dirección general:

Veronika Ayanz de Peluffo 

 “Deseando fervientemente estar allí,” un espectáculo de teatro danza de Verónika Ayanz de Peluffo, ha sido seleccionado para participar el 18 de agosto en el Festival de Danzas “La Menage,” en la ciudad de Córdoba.

Inspirado en un cruce entre “Tres Hermanas” de Antón Chejov y “Final de juego” de Julio Cortázar, fue estrenado el sábado pasado en la Compañía Färö de Buenos Aires.

Se presenta los sábados a las 21 horas en Moreno 2151 2-B.

Reservas: 20511379.

 companiafaro@gmail.com   http://www.companiafaro.com.ar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Martes, 07 de Agosto de 2012 15:03 alfredo #. Espectáculos (Shows)

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris