Facebook Twitter Google +1     Admin
Hoteles lujosos en Buenos Aires
Compara Productos, Tiendas y Precios
GRAN BARATA EN FOTOS HISTORICAS, DE PAISAJES ,UNICAS GRAN BARATA

Hernán Costa y Silvia Goldstein y la puesta de "Ensayo para un hereje"

20121130035709-img-0127.jpg

     El café La Paz en plena calle Corrientes, lugar de efervescencia  política durante la Dictadura militar, ahora un refugio de sobrevivientes de todo tipo, escritores, nostálgicos, periodistas. Ahí están conversando con Jaquematepress el autor y director Hernán Costa y la directora y dramaturgista Silvia Goldstein sobre el espectáculo “Ensayo para un hereje.”

--¿Cómo apareció el guión para el espectáculo? 

Costa—Es guión surge de una materia en la maestría de IUNA a cargo de Susana Torres Molina. Ella quería que escribiéramos sobre dos décadas que habrán sido bisagras en Argentina, la de los años ‘70 o ‘90. Yo elegí la década de ’70 luego de realizar una especie de sondeo de campo a partir de palabras clave, es decir, una asociación libre. Apareció la palabra locura. A mí me suele pasar que cuando hay una pauta tiendo a sacarla a través de los sueños.

--¿Cómo era su sueño?

Iba caminando por la calle Florida, en realidad por la calle Perú, cerca de mi trabajo, en el año 2001, en medio de la crisis financiera, con muchas corridas, y en mi sueño me meto en una especie de bazar coreano y alguien me lleva hasta el sótano diciéndome que debo quedar allí. El hombre que me conduce hasta el sótano me dice llamarlo “el tutor.” De ahí surge el material para el guión.

--Es decir el sueño es el vínculo.

--Sí, por un lado el sueño pero después comencé a pensar en un cuento de Cortázar, “"La noche boca arriba en el cual enlaza dos historias distintas, historias que se van alternando a través del cuento. Uno no sabe cuál es la historia real y cuál el sueño. Bueno, en mi trabajo una persona es secuestrada o “chupado” como se decía entonces, no sabe porque; por el otro lado hay dos curas que están siendo observados por personas que están encerrados haciendo una guardia en una inmobiliaria. Comencé a trabajar con ambas historias: el hombre secuestrado se queda dormido y al despertarse comienza la otra historia. Ahora bien, Susana Torres Molina, la coordinadora, me dijo que sería mejor trabajar con dos historias y no una historia y un sueño. A partir de ahí comenzamos a trabajar sobre la temporalidad, es decir, las dos historias conviven, especialmente con la puesta en escena que hace Silvia. Una de las historias sucede antes de la otra. ¿Cuál es la primera, cuál la segunda? La primera sería sobre el secuestro del hombre para convertirlo en “buchón,” como dicen. Van a preguntarle información sobre los curas.

--Lo que llega muy fuerte al espectador es una sensación de imágenes muy fuertes, la impotencia, sin saber lo que puede llegar a pasar…

--Es una pregunta más bien para Silvia, la dramaturgista.

--Silvia. Hernán siempre tiene un material muy rico en metáforas y en imágenes. Lo que trabajamos con Hernán era generar en el espectador una sensación de opresión, de incertidumbre, de oscuridad, lo más cerca posible a lo que podría sentir el personaje. Hubo aspectos de texto que fueron muy interesantes trabajar, por ejemplo, el personaje no sabe porque ha sido capturado. Dice que hay tantos chicos jóvenes en la calle más hermosos, el cuerpo al aire libre; es algo que hemos visto en un documental sobre el nazismo, jóvenes rubios…El personaje en la obra es capturado justamente porque nadie puede pensar que va a ser un buchon. Es un personaje que podría ser cualquiera de nosotros sentados acá. Las escenas más siniestras con el tutor se contrastan con las escenas más humorísticas en la inmobiliaria.

--El Tutor se parece mucho en su aspecto físico y en su manera de ser al represor y oficial de inteligencia de la Dictadura, Capitán Alfredo Ignacio Astiz…

Hernán. Bueno, en el casting se buscaba una persona con un parecido a Astiz.

Silvia. Lo que trabajamos con Hernán era que el personaje no debería ser un rudo porque en ese caso sería un personaje de cartón, yo soy muy malo, un estereotipo, te voy a pegar, torturar. Además, Astiz no actuaba como el típico represor malo, tenía otro modo de ser. No queríamos seguir una línea dramática convencional. Entonces el espectador es llevado más allá del momento o del momento histórico, a una zona casi surrealista.

--¿Cómo fue la puesta en escena?

Lo fundamental fue que no usar luz teatral proyectada sobre el escenario. Al contrario, luz que emana del escenario mismo. La luz que maneja el Tutor simboliza también un objeto amenazante: podría ser la picana también. El uso o bien el desplazamiento de los objetos escénicos se hace en el espectáculo además para lograr imágenes plásticas, pictóricas.

--¿Qué tipo de trabajo se realizó con el actor, pues parece difícil estar sentado la mayor parte del tiempo respondiendo a preguntas?

La primera “tortura” del secuestrado es no ver al otro, al tutor. Fue un elemento muy importante para la puesta. Yo escucho ruidos, no sé qué pasa, no sé si el tutor está cerca o lejos, de repente las luces se prenden o se apaguen pero no sé qué está haciendo.

--Hernán: ¿Qué significa la obra para usted?

--La obra no se cierre, está abierta. Para su significado tiene que ver con lo que pasa con el espectador cuando ve el espectáculo. La obra no es simplemente el guión. El tema se universaliza más porque no se trata solamente de algo que yo he inventado; tiene más bien que ver con lo colectivo, por lo que pasó en el país; se conecta entonces de otra manera.

--¿Y para usted Silvia?

Ha sido un desafía, por un lado trabajar con un tema tan delicado, jugar en el límite sin caer en el panfletario, cómo crear la sensación de represión, cómo trabajar las voces de los actores. Hemos elegido con mucho cuidado los elementos escénicos para que todo conjugue con la historia.

El espectáculo se presenta por última vez en el contexto de una convocatoria sobre “El teatro y las transformaciones sociales el sábado próximo  a las 23 horas en el teatro El Desguace, Almacén Cultural, México 3694, CABA. Luego buscará otros destinos.

Tel: 3966-8740

 eldesguaceteatro@gmail.com  http://teatroeldesguace.blogspot.com

 silviagold@sinectis.com.ar

http://ensayoparaunhereje.blogspot.com.ar

http://www.dramaturgia.com.ar/obra23997-ensayo-para-un-hereje

Tráller: http://www.youtube/watch?v=ldtqstjbhq

Jueves, 29 de Noviembre de 2012 23:57 alfredo #. Entrevistas (Interviews)

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris