Facebook Twitter Google +1     Admin
Hoteles lujosos en Buenos Aires
Compara Productos, Tiendas y Precios
GRAN BARATA EN FOTOS HISTORICAS, DE PAISAJES ,UNICAS GRAN BARATA

Se estrenó "Eso quiero" de Darío Luchetta, versión innovadora y actualizada de Macbeth de William Shakespeare

20120422005740-eso-quiero.jpg

       Los conflictos de los seres humanos se reproducen remendados una y otra vez a través de la historia, pero su esencia permanece tan inalterable como el viento en Patagonia. Los artistas, actores, escritores, narradores y demás creadores reelaboran problemas tales como la obsesión por el poder, tema que retrató William Shakespeare con maestría en la tragedia “Macbeth.” El director teatral argentino Darío Luchetta estructuró el espectáculo “Eso quiero” respetando el núcleo del original, ambientando la acción en el presente, en la lucha por el poder dentro de una empresa multinacional, con un sucursal en Buenos Aires.

       No está mal la idea. Cabe recordar que cuando Shakespeare escribió la obra hace 400 años recién estaba por nacer el capitalismo, no existían empresas multinacionales, pero el colonialismo expandía su garra por todo el mundo.

       De acuerdo a los procedimientos actuales, un team de la empresa (para mayor ironía, de capitales británicos) se encuentra reunido a la espera de la llegada de Macu (Macbeth, en la versión de Luchetta, una mujer), luego de efectuar una importante negociación junto con Banchi. Teléfonos celulares abundan, las brujas vaticinan sutilmente que Macu puede tomar el poder pero debe desconfiar de un profesor de historia, el único hombre en condiciones de bloquear su marcha triunfal al poder.

      Curiosa forma moderna de subvertir el poder: el acoso sexual. Lady provoca sexualmente al capo de la empresa, Duncan, de ese modo debilitando su papel en la empresa. Pero el contra-ataque no tardará mucho en llegar: estalla una lucha sórdida, sin cuartel. Finalmente las ambiciones de Macu quedan neutralizadas. A la espera, clara, de una repetición ad infinitum de luchas e intrigas, pues el poder funciona como un embudo para los seres humanos. En las palabras de Shakespeare:

“La vida es un cuento contado por un idiota, con mucho alboroto, con mucha furia, que no significa nada…”

     Muchos de los textos son originales de Shakespeare, como los monólogos. Precisamente son tal vez los discursos originales los más elaborados. Falta un poco de engranaje en las acciones escénicas para que el espectáculo tenga un brillo propio, pero ciertamente con dos o tres funciones más se logrará acoplar las piezas de una obra muy compleja que exige una dosis grande de entrega actoral. Cabe agregar que hay momentos muy bellos, un estilo de actuación que pone el acento en la capacidad expresiva del cuepo. La lucha por el poder en una empresa multinacional, planteado por el director, induce el espectador a salir de la sala meditando la actual crisis financiera, la actual lucha por el poder...  

Actores por orden alfabético: 

Verónica Alvarenga - Eduardo Arias - Juancho Ferrería - Laura Ledesma - 

Paola Muratorio - Grillo Oviedo - Evelia Romano - Alejandro Schijman - Mariví Yanno.

Música original: Miguel Gomiz

Violonchelo: Miguel Gomiz - Barítono: Alejandro Schijman

Asesoramiento coreográfico: Lara D’Anna.

Vestuario: Mona Estecho

Escenografía: Coop. "De la hostia"

Diseño de luces: Fernado Díaz

Fotografía y diseño: Paula Aiello

 Asistencia de dirección: Beatriz Del Giovaninno

Adaptación y Dirección general: Darío Luchetta

 Funciones:

Todos los viernes 20:30 hs. De abril-mayo-junio

 Teatro La Mueca

Avda. Córdoba 5300

Capital Federal

Reservas al tel- 4777-0825  

 lamuecateatro@gmail.com

http://www.lamueca.com.ar

En facebook : grupo abierto :Eso quiero-Versión libre de Macbeth de William Shakespeare.

Sábado, 21 de Abril de 2012 20:43 alfredo #. Espectáculos (Shows)

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris